LA SERIE DE DIBUJOS “IMÁGENES INTERNAS” DE ENRIQUE OCHOA SE EXPONEN POR PRIMERA VEZ EN EL CENTENARIO DE RUBEN DARÍO

Ochoa fue autor de las ilustraciones de la Obras completas de Rubén Darío y  más de 2000 ilustraciones para las mejores revistas de la primera parte del siglo XX, novelas cortas y otras piezas literarias.
 
La exposición se puede visitar gratuitamente en la Biblioteca Histórica de la Universidad Complutense de Madrid (C/ Noviciado, 3) hasta el 22 de diciembre (de 9 a 20,30 horas).
 
 
La exposición “Rubén Darío: una historia en fragmentos de papel” organizada conjuntamente por la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID),  en la que colabora la Fundación Pintor Enrique Ochoa (www.enriqueochoa.com) junto al Museo Reina Sofía, muestra por primera vez al público la serie de dibujos “Imágenes Internas” del pintor, artista y humanista Enrique Ochoa (1891-1978). La exposición sobre Rubén Darío conmemora así el centenario de la muerte del poeta difundiendo su obra y vida en un completo programa de actividades, que se desarrollan en dos sedes: la Biblioteca Histórica de la UCM y la Biblioteca de la AECID.
 
Se trata de una selección de 12 dibujos originales de la serie “Imágenes Internas”, realizados en plumilla a tinta sobre papel (de 42x49 cm cada uno), entre los años 1914 y 1917 por Enrique Ochoa. Dibujos inéditos que se exponen por primera vez al público en Madrid, junto a un autorretrato, óleo sobre lienzo, de Ochoa de 1930. 
 
En opinión de  José Estévez, Presidente de la Fundación Pintor Enrique Ochoa, “el estilo de estos dibujos, dotados de una gran sensualidad, corresponde al modernismo en que militó Enrique Ochoa en esos años desde su primera exposición individual en la capital en 1915. Y su simbolismo alegórico y poético entronca con las ilustraciones que el pintor hizo para Ruben Dario en sus obras completas de veintidós volúmenes. Todas  ellas ilustradas por Ochoa, portadas, poemas y ornamentación interior de los libros que se exponen”. 
 
Los dibujos están seleccionados de una colección más amplia de 40 piezas propiedad de la Fundación Pintor Enrique Ochoa, denominada por el propio autor “Imágenes Internas” y dividen su temática en dos apartados: A) Alegoría simbolista de la eternidad y teosofía cósmica propia de la cosmovision modernista y B) El relato de la vida bohemia del pintor en su buhardilla de Paris en esos años. 
 
     
 
 
Ruben Dario encargó a Enrique Ochoa la ilustración de sus obras completas. Ochoa frecuentaba en Madrid el círculo de José Francés  el gran dramaturgo y critico modernista quien le introdujo en la capital en el entorno poético de Gomez de la Serna, Emilio Carrere, Lasso de la Vega, Hoyos y Vinent y Correa Calderón. Este era su círculo íntimo en el Madrid de 1915/17 como pintor afamado y reconocido por la prensa (La Esfera y Blanco y Negro), abanderado del modernismo y art decó junto con sus amigos el escultor Juan Cristobal y el dibujante del diario El Sol, Luis Bagaría.
 
La Fundación Enrique Ochoa, que conmemora también este año el 125 aniversario del nacimiento del pintor, se suma al recuerdo del gran poeta, periodista y diplomático nicaragüense Rubén Darío (1867-1916) en el centenario de su muerte a los 49 años. 
 
Desde sus inicios, Ochoa se caracterizó como un retratista excepcional en el contexto del primer cuarto del siglo XX, destacando también por su magistral técnica del dibujo como ilustrador de libros o de las principales revistas de la época como "Por esos Mundos", “La Esfera”, “Nuevo Mundo”, “Mundo Latino”, “Estampa” o “Blanco y Negro”.
 
Considerado el padre del modernismo literario de la poesía en castellano del siglo XX, Darío fue autor de “Azul” (1888), “Prosas Profanas”(1896) y “Cantos de vida y esperanza” (1905) entre otras obras de referencia. Fue periodista y cronista desde Francia, Italia y España donde estableció gran relación con Juan Ramón Jiménez, Antonio Machado y Valle-Inclán. 
 
Cabe destacar que Rubén Darío viaja en 1913 a Mallorca y se aloja en al Cartuja de Valldemosa, la misma en la que llegó a estar Federic Chopin y George Sand y en la que entre 1940 y 1949, Ochoa se recluye en la celda número 4. En este lugar místico Ochoa crea su “Plástica Musical” dónde plasma las imágenes que le sugerían las composiciones musicales principalmente de Chopin pero también de los grandes maestros como Beethoven, Debussy, Bach, Albéniz o Falla, entre otros.
 
 
 
Exposición “Rubén Darío: una historia en fragmentos de papel”
 
Lugar: Biblioteca Histórica de la Universidad Complutense de Madrid. 
Dirección: C/ Noviciado, 3. Madrid.
 
Fechas: 15 septiembre ‐ 22 diciembre 2016.
Horarios: Lunes a viernes, de 9:00 a 20:30 horas
 
Entrada libre y gratuita
 
Organizan: Universidad Complutense de Madrid (UCM) y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID)
 
Colaboran: Fundación Pintor Enrique Ochoa y Museo Reina Sofía
 
 

Ochoa en la prensa

LA EXPOSICIÓN “LA MÚSICA PINTADA” DE ENRIQUE OCHOA EN EL MUSEO MUNICIPAL DE EL PUERTO DE SANTA MARÍA

  • La Fundación Pintor Enrique Ochoa continúa en 2016 con los actos de conmemoración del 125 aniversario del nacimiento de este polifacético artista y humanista gaditano de El Puerto de Santa María.

El Museo Municipal de El Puerto de Santa María, en su sede del Hospitalito (calle Ganado esquina con calle Zarza), acoge hasta el próximo día 24 de julio  “La música pintada” del pintor Enrique Ochoa. Esta muestra ofrece al visitante la oportunidad de contemplar y disfrutar de obras que relacionan al artista con la plástica musical. No en vano, se conoce a Enrique Ochoa como el pintor de la música, ya que Beethoven, Strawinsky, Wagner, Debussy, Casals o Falla influyeron en la obra de este destacado pintor e ilustrador del siglo XX. 

La teniente de alcalde de Cultura y Patrimonio Histórico, María Eugenia Lara, ha mostrado su “enorme satisfacción por poder contar en El Puerto con esta exposición de gran calidad artística” y ha agradecido a los nietos del pintor el préstamo de las nueve magníficas obras que se muestran. Asimismo, ha dado las gracias a la Fundación Pintor Enrique Ochoa, “que viene desarrollando una loable actividad de conservación y difusión de la obra de este genial artista”.

“Las y los portuenses tenemos que saber que El Puerto es la ciudad natal de Enrique Ochoa, uno de los más importantes artistas españoles del siglo XX, y tenemos que conocer su obra y disfrutar de ella. Por esta razón le hemos dedicado este año el Día Internacional de los Museos, en el 125 aniversario de su nacimiento”, ha señalado Lara.

Por su parte, José Estévez Ochoa ha destacado que “la obra de este pintor portuense se ha expuesto en muchos museos del mundo, pero lo más vanguardista de Ochoa está hoy en este Hospitalito”. También ha recordado que, a pesar se de ser un artista cosmopolita y de haber vivido en múltiples países, Ochoa se calificaba así mismo, por encima de todo, como “un pintor portuense”. Ese amor por su ciudad natal se vio reflejado en las donaciones que, en distintas épocas, realizó a El Puerto y a la Academia de Bellas Artes Santa Cecilia.

Esta exposición fue inaugurada el pasado 18 de mayo con motivo Día Internacional de los Museos con una serie de actividades en torno a la figura del pintor, que incluyeron talleres didácticos de dibujo y estampación sobre tela en torno a su cuadro “La catedral sumergida” y  un concierto de piano a cargo del pianista Alberto González Calderón, que interpretará obras de Debussy, Casals, Falla, Beethoven.

El acto de inauguración corrió a cargo de la teniente de alcalde de Cultura y Patrimonio Histórico del Ayuntamiento portuense, María Eugenia Lara,  y de José e Isabel Estévez Ochoa, nietos del pintor y patronos de la Fundación Pintor Enrique Ochoa. 

Enrique Ochoa, protagonista del Día Internacional de los Museos en El Puerto de Santa María

Isabel y José Estévez Ochoa, nietos del pintor portuense y patronos de la Fundación Pintor Enrique Ochoa, han asistido junto a la teniente de alcalde de Cultura y Patrimonio Histórico María Eugenia Lara, a la inauguración de la exposición “La música pintada”, destacando que “lo más vanguardista de Ochoa está hoy en esta Sala Hospitalito”.

La muestra, organizada en el 125 aniversario del nacimiento del artista,  podrá visitarse hasta el 16 de octubre.

18.05.2016- El Puerto de Santa María celebra hoy, 18 de mayo, el Día Internacional de los Museos dedicándole la efeméride al pintor portuense Enrique Ochoa, en el 125 aniversario de su nacimiento.

Con tal motivo, el Museo Municipal, en su sede del Hospitalito (calle Ganado esquina con calle Zarza), acoge desde este miércoles una exposición sobre la obra pictórica de Ochoa que, bajo el título “La música pintada”, ofrece al visitante la oportunidad de contemplar y disfrutar de obras que relacionan al artista con la plástica musical. No en vano, se conoce a Enrique Ochoa como el pintor de la música, ya que Beethoven, Strawinsky, Wagner, Debussy, Casals o Falla influyeron en la obra de este destacado pintor e ilustrador del siglo XX. 

La inauguración de la muestra ha corrido a cargo de la teniente de alcalde de Cultura y Patrimonio Histórico del Ayuntamiento portuense, María Eugenia Lara,  y de José e Isabel Estévez Ochoa, nietos del pintor y patronos de la Fundación Pintor Enrique Ochoa, con sede en Madrid. De la explicación de las obras expuestas se ha encargado la historiadora y técnico del Área de Patrimonio Histórico Mercedes García Pazos y también ha estado presente el director del Museo Municipal Javier Maldonado.

La edil María Eugenia Lara ha mostrado su “enorme satisfacción por poder contar en El Puerto con esta exposición de gran calidad artística” y ha agradecido a los nietos del pintor el préstamo de las nueve magníficas obras que se muestran desde hoy, y hasta el próximo 24 de julio, en la sede museística del Hospitalito. Asimismo, ha dado las gracias  a la Fundación Cremades-Calvo Sotelo y, sobre todo, a la Fundación Pintor Enrique Ochoa, “que viene desarrollando una loable actividad de conservación y difusión de la obra de este genial artista”.

“Las y los portuenses tenemos que saber que El Puerto es la ciudad natal de Enrique Ochoa, uno de los más importantes artistas españoles del siglo XX, y tenemos que conocer su obra y disfrutar de ella. Por esta razón le hemos dedicado este año el Día Internacional de los Museos, en el 125 aniversario de su nacimiento”, ha señalado Lara.

Por su parte, José Estévez Ochoa ha destacado que “la obra de este pintor portuense se ha expuesto en muchos museos del mundo, pero lo más vanguardista de Ochoa está hoy en este Hospitalito”. También ha recordado que, a pesar se de ser un artista cosmopolita y de haber vivido en múltiples países, Ochoa se calificaba así mismo, por encima de todo, como “un pintor portuense”. Ese amor por su ciudad natal se vio reflejado en las donaciones que, en distintas épocas, realizó a El Puerto y a la Academia de Bellas Artes Santa Cecilia.

Por último, José Estévez ha agradecido y felicitado al Ayuntamiento por la iniciativa y por la dedicación del Día Internacional de los Museos al pintor portuense, señalando que “hoy es un día de fiesta porque podemos ver en este palacio tan bonito del siglo XVII lo mas vanguardista de Ochoa”

Hay que destacar que, además de con esta exposición, El Puerto celebrará el Día Internacional de los Museos con una serie de actividades en torno a la figura del pintor, que ya comenzaron esta mañana, con talleres didácticos de dibujo y estampación sobre tela en torno a su cuadro “La catedral sumergida”. Ha estado diigido a alumnos y alumnas de Educación Primaria y han sido impartidos por monitores de Línea 2 Proyectos de Desarrollo S.L., acerando de forma lúdica y didáctica la obra de este pintor portuense a más de 200 escolares participantes, de los centros Safa-San Luis, C. Carmelitas, C. Luisa de Marillacc, C. La Salle Santa Natalia y C. Espíritu Santo.

Asimismo, esta tarde tendrá lugar en la Sala Hospitalito del Museo Municipal, y en dos pases, a las 20.00 y a las 20.30 horas, un concierto de piano de piezas pintadas por Enrique Ochoa, a cargo del pianista Alberto González Calderón, que interpretará obras de Debussy, Casals, Falla, Beethoven… La asistencia a este concierto será  a través de invitaciones, dado el aforo disponible.

Al margen de estas actividades, hay que reseñar que durante toda la jornada de hoy miércoles 18 de mayo, permanecerán abiertas al público las dos sedes museísticas situadas en la calle Pagador, nº 1 y en el Hospitalito, en su horario habitual de mañana, de 10:00 a 14:00 horas, y como algo extraordinario en horario vespertino, de 18:00 a 20:30 horas, siendo la entrada totalmente gratuita.

Como ha resaltado la teniente de alcalde de Cultura y Patrimonio Histórico, María Eugenia Lara, “con este programa de actividades, dirigido a todos los públicos, el Ayuntamiento de El Puerto muestra su apuesta por la dignificación y  modernización del Museo Municipal”, añadiendo que “el Museo Municipal es una institución del patrimonio histórico que merece toda nuestra atención porque es importante para la cultura, el turismo y la educación” y que “exposiciones como ésta hacen Museo”. 

LA EXPOSICIÓN “LA MUJER OCHOA. MODERNISMO Y MODERNIDAD”

RECIBE 25.000 VISITAS EN EL MUSEO CERRALBO DE MADRID

  • La Fundación Pintor Enrique Ochoa conmemora así el 125 aniversario del nacimiento de este polifacético artista y humanista gaditano de El Puerto de Santa María.

La exposición “La mujer Ochoa. Modernismo y modernidad” del pintor Enrique Ochoa (1891-1978) ha recibido un total de 24.500 visitas durante el tiempo que ha estado abierta al público en el Museo Cerralbo de Madrid (del 28 de enero al 26 de abril de 2016).

Una muestra impulsada por la Fundación Pintor Enrique Ochoa (www.enriqueochoa.com) y que ha sido posible gracias al apoyo institucional del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, la Dirección General de Bellas Artes, el Museo Cerralbo. Asimismo, la muestra ha contado con la cesión de obras del Museo ABC, Museo Maricel de Sitges y la Real Academia de Bellas Artes de Santa Cecilia y del Museo Municipal del Puerto de Santa María (Cádiz) así como de coleccionistas privados. También ha contado con el apoyo de Kaiserwetter como mecenas, y de los colaboradores Europcar, Medycsa,  Carrillo Proyectos, Fundación Cremades & Calvo-Sotelo, Ceiba, Alkibérica Canarias, Centro de Medicina Dermoestética y Láser, Laboratorios Actafarma, Centro Superior de Diseño IED Madrid y la agencia de comunicación CC Communication.

Para José Estévez, comisario de la exposición y Presidente de la Fundación Enrique Ochoa, “el éxito de crítica y público de esta nueva exposición sobre la obra de Ochoa, muestra la actualidad de este autor y el interés que despierta su mirada. La inquietud de Ochoa, su ritmo de vida y su constante curiosidad le lleva a conocer y pintar desde Gala Federova, la que fue primera bailarina del Ballet Ruso en París, hasta Tórtola Valencia, bailarina española, y toda una diva, que llegó a actuar en los grandes teatros de la ciudad de la luz”.

Como cronista de las revistas ilustradas de la época, especialmente de Blanco y Negro, acaba siendo uno de los ilustradores de cabecera, con varias portadas, y en las que plasma en sus numerosos viajes a París a una mujer moderna, en la que se inspira y en la que centra su mirada seductora. Es ahí donde Ochoa acaba siendo también un corresponsal de las nuevas tendencias de la moda. Esta exposición reúne algunas de las obras más significativas de esta época como “Dama Chic”, “Cosmopolita” o “Capricho oriental”.

Esta exposición ha contado con 46 obras, y ha sido una magnífica oportunidad también para admirar los detalles que tienen que ver con la estética de la mujer modernista de la época, su vestuario, su maquillaje, sus poses y su forma de abertura a una nueva sociedad que tenía en París el espejo en el que mirarse. Tras la Primera Guerra Mundial (1918) la mujer se libera y hacia 1920 se puede decir, nace la mujer “moderna”. Chanel acorta las faldas, impone la bijouterie, el little black dress y el pelo a lo garçon o bob-cut. Nace la mujer “flapper”: La que fuma, usa pantalones y baila charleston subida a las mesas. Son los llamados “Años locos”.

Desde sus inicios, Ochoa se caracterizó como un retratista excepcional en el contexto del primer cuarto del siglo XX, destacando también por su magistral técnica del dibujo como ilustrador de libros (entre los que cabe citar las obras completas de Rubén Darío) o en las principales revistas de la época como La Esfera, Blanco y Negro o Mundo Latino. 

Cartelpasillo