• slide-home-1
  • slide-home-2
  • slide-home-3

“LAS MUJERES QUE FUERON MUSAS” EXPOSICIÓN SOBRE LA MUJER MODERNISTA EN EL MUSEO CERRALBO DE MADRID

  • La Fundación Pintor Enrique Ochoa conmemora así el 125 aniversario del nacimiento este polifacético artista y humanista.

Madrid, enero 2016.-El Museo Cerralbo (www.museocerralbo.mcu.es) de Madrid, y la Fundación Pintor Enrique Ochoa (www.enriqueochoa.com) inaugurarán el próximo día 28 de enero la exposición “Las mujeres que fueron musas” del pintor Enrique Ochoa (1891-1978) y que estará abierta hasta el 30 de abril de 2016 en la Casa-Museo Cerralbo (Calle Ventura Rodríguez 17) en Madrid.

“Las mujeres que fueron musas” refleja a las mujeres de su entorno, de su realidad, de distintos estratos sociales y ambientes. Su ritmo de vida y su constante curiosidad le lleva a conocer y pintar desde Gala Federova, la que fue primera bailarina del Ballet Ruso en París, hasta Tórtola Valencia, bailarina española, y toda una diva, que llegó a actuar en los grandes teatros de la ciudad de la luz. Pero también a Gala, mujer de Dalí, a Eugenia de Montijo, la Duquesa de Alba o a la mismísima Sara Montiel.

Como cronista de las revistas ilustradas de la época, especialmente de Blanco y Negro, acaba siendo uno de los ilustradores de cabecera, con varias portadas, y en las que plasma en sus numerosos viajes a París a una mujer moderna, en la que se inspira y en la que centra su mirada seductora. Es ahí donde Ochoa acaba siendo también un corresponsal de las nuevas tendencias de la moda. Esta exposición reúne algunas de las obras más significativas de esta época como “Dama Chic”, “Cosmopolita” o “Capricho oriental”.

Esta exposición temporal, es un complemento perfecto a las instalaciones de la Casa-Museo Cerralbo. Un palacete del Madrid de finales del XIX y principios del XX y que recoge una de las mejores colecciones de la época. En sus salones nos podemos imaginar a las protagonistas de los retratos de Enrique Ochoa, desde el salón de té hasta el salón de baile de la segunda planta del edificio.

La muestra es una buena oportunidad también para admirar los detalles que tienen que ver con la estética de la mujer modernista de la época, su vestuario, su maquillaje, sus poses y su forma de abertura a una nueva sociedad que tenía en París el espejo en el que mirarse. Tras la Primera Guerra Mundial (1918) la mujer se libera y hacia 1920 se puede decir, nace la mujer “moderna”. Chanel acorta las faldas, impone la bijouterie, el little black dress y el pelo a lo garçon o bob-cut. Nace la mujer “flapper”: La que fuma, usa pantalones y baila charleston subida a las mesas. Son los llamados “Años locos”.

Desde sus inicios, Ochoa se caracterizó como un retratista excepcional en el contexto del primer cuarto del siglo XX, destacando también por su magistral técnica del dibujo como ilustrador de libros (entre los que cabe citar las obras completas de Rubén Darío) o en las principales revistas de la época como La Esfera, Blanco y Negro o Mundo Latino.


“Las mujeres que fueron musas”

Enrique Ochoa. Modernismo y modernidad

1919-1945

Del 28 de enero  al 30 de abril de 2016. Madrid

Lugar:                        Museo Cerralbo

Dirección:                 Calle Ventura Rodríguez 17. 28008 Madrid

Horarios:                   De martes a sábado de 9,30 a 15,00 horas. Jueves de 17,00 a 20,00 horas (excepto festivos). Domingos y festivos de 10,00 a 15,00 horas.  Lunes cerrado

Más información      915473646 / Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.museocerralbo.mcu.es / www.enriqueochoa.es

 

estudio-home-1

Estudio de Barcelona y Gala Federova

estudio-home-2

Estudio Ochoa, Barcelona 1944

estudio-home-3

Ochoa en su estudio de Barcelona

estudio-home-4

Sinfonía española. Ochoa trabajando en su estudio